Dia Mundial de la Diabetes-Tus ojos nunca mienten - Óptica Val

“TUS OJOS NUNCA MIENTEN”

El ojo es uno de los primeros órganos en el que se diagnostican enfermedades sistémicas como la Diabetes.

La Diabetes es una enfermedad crónica muy común y es la causa más frecuente de ceguera en nuestro país, entre los 20 y los 64 años. Afecta a 6 millones de personas en España y ese número crece un 5% anualmente.

¿Te han diagnosticado diabetes?

Seguramente conocerás que consiste en tener el azúcar alto en sangre y que de ahora en adelante deberías cuidar tu dieta, hacer ejercicio e incluso en algunos casos tomar medicación.

         También te habrán dicho que puede causar enfermedades cardiovasculares y daños en riñones, nervios y ojos, siendo frecuente que con el tiempo dejemos en un segundo plano las alteraciones a nivel ocular que esta enfermedad llega a ocasionar.

         Pues bien, para darle la importancia que se merece intentaremos explicarte de una forma lo más sencilla posible las afecciones que ocurren muy frecuentemente a nivel ocular.

¿Qué es la RETINOPATÍA DIABÉTICA?

 Debes de saber que la diabetes provoca cambios tanto en el flujo de la sangre (produciendo obstrucción de arterias y venas impidiendo la correcta nutrición de la retina), como en la permeabilidad de estos vasos sanguíneos (amentando así el riesgo de hemorragias y edemas). Como te podrás imaginar las arterias y venas retinianas son de calibre muy pequeño por lo que todas estas alteraciones lo pueden afectar en alto grado, llegando a provocar la temida RETINOPATÍA DIABÉTICA.   

Esta patología en los primeros estadios no tiene síntomas, por lo que el paciente puede estarla padeciendo y no ser consciente de ello. Se produce en la retina, el tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo. Y como ya hemos dicho daña los pequeños vasos sanguíneos dentro de la retina. Por esta razón es la causa más frecuente de ceguera en España.

Si esto sucede, usted puede notar:

-Visión doble o borrosa.

-Anillos, luces titilantes o manchas vacías en la vista.

-Manchas oscuras o flotantes.

-Dolor o presión en uno o en ambos ojos.

-Dificultad para ver objetos ubicados a sus costados.

CONCLUSIONES

Por esta razón, es tan importante realizar los controles visuales anuales. La prevención y la detección precoz son el mejor ataque. Cuanto antes se detecte, antes se podrá actuar y evitar así complicaciones mayores y muchas veces irreversible.

 

NO ESPERES A QUE SEA TARDE. VEN A NUESTRA ÓPTICA A REALIZAR UN CHEQUEO COMPLETO DE TUS OJOS.

¡AÚN ESTÁS A TIEMPO!